La mejor revista de negocios de
México, Colombia, Panamá y Venezuela.

Viernes 24 de Noviembre de 2017
Noticias Destacada
Tendencias de la construcción
La industria se adapta a nuevos procesos y tecnologías

Las tendencias en el sector de la construcción abarcan desde el descubrimiento de nuevos y sorprendentes materiales, tecnologías y programas de computación, hasta el uso de robots y drones que facilitan la planificación diseño y construcción de proyectos.

Son muchas las preguntas que surgen cuando se habla acerca de las tendencias del sector de la construcción. ¿Cuál es el panorama de la industria a futuro? ¿Qué habilidades y conocimientos deberán tener los profesionales de la arquitectura y la construcción? ¿Cómo serán las edificaciones y las ciudades del futuro? ¿Cuáles son las nuevas tecnologías de la construcción?
Algunas de las posibles tendencias y tecnologías que ya estamos viendo o que veremos en un futuro no muy lejano incluyen robots autónomos, drones, autopistas inteligentes, impresión 3D, concreto que se cura a sí mismo, software avanzado como BIM, etc. Todo ello refleja que la industria de la construcción está siempre cambiando y adaptándose a nuevas demandas, procesos y tecnologías. Veamos algunas tendencias:

FABRICACIÓN NUEVOS MATERIALES
La industria química, la nanociencia y la nanotecnología han propiciado el desarrollo de nuevos materiales para la construcción que, entre otras cosas, podrán ayudar a que las estructuras avisen de sus problemas (fisuras y grietas, flechas y deformaciones excesivas, etc.) y capacitarán a los elementos constructivos para ser mutifuncionales y con capacidad de ser autolimpiables, conductores, etc. Los nuevos materiales de construcción liviana, por ejemplo, aportan ventajas significativas a países de gran actividad sísmica pues no solamente utiliza materiales menos pesados que los del sistema tradicional de bloque, arena y cemento, sino que también tiene mejor rendimiento ante eventos sísmicos.

CONCRETO A COLOR
La introducción de concretos con nuevos atributos y propiedades ha causado un gran impacto en el sector de la construcción. El concreto de color es un material muy versátil que logra imprimir personalidad en las estructuras, con una buena relación costo-beneficio. Esta nueva tecnología en el concreto, se basa en la aplicación de pigmentos líquidos a la mezcla que crean un color permanente y homogéneo. Agregarle color al concreto aporta muchas posibilidades creativas en cuanto al diseño de fachadas, pisos, banquetas, mobiliario urbano, entre otros. Adicionalmente, ciertos pigmentos aumentan la luminosidad del concreto y esto tiene un impacto a largo plazo en la economía y el medio ambiente, pues contribuye a reducir el efecto isla de calor de las ciudades.

AUTOPISTAS SOLARES
Los ingenieros Scott y Julie Brusaw han estado investigando y desarrollando esta posibilidad desde el año 2006, su meta es reemplazar el pavimento tradicional con paneles solares que encajan entre sí, que pueden generar electricidad a la vez que proveen una superficie sustentable sobre la cual se transportarán los vehículos. Este tipo de carreteras incorporarían tecnologías que permitirán que las baterías de los carros eléctricos se recarguen mientras circulan. El beneficio sería el disminuir la necesidad de parar a cargar combustible o a recargar las baterías, y disminuir el consumo de combustibles fósiles. 
Sin embargo, un estudio reciente reveló que migrar hacia carreteras inteligentes aumentaría los costos de mantenimiento en un 40%.

SOFTWARE PARA LA CONSTRUCCIÓN
Los diversos software para arquitectura, ingeniería y construcción permiten a los profesionales realizar su trabajo de un modo rápido y ágil. El uso de la tecnología de Modelización Parametrizada BIM (Building Information Modeling) va a ser fundamental en el futuro y, según parece, su uso se estandarizará y podría sustituir a la actual tecnología CAD. 
La principal ventaja que aporta la tecnología BIM es la cantidad de información disponible en un proyecto BIM para su uso y explotación a lo largo de todo el ciclo de vida, así como las posibilidades que ello ofrece a la hora de su ejecución y, principalmente, en el mantenimiento del edificio y su infraestructura. 

IMPRESIÓN 3D
Ya existen impresoras 3D para construir casas y construcciones pequeñas. Una de las primeras estructuras de este tipo se construyó en Rusia. El proceso de impresión tomó tan solo 24 horas y es muy similar a otros proyectos de esta naturaleza en arquitectura. 
La idea es simplemente poner una impresora 3D, que se asemeja a una máquina industrial, la cual usa cemento para generar las partes que requiere, en este caso las paredes, e imprimir finalmente las mismas, capa a capa, de cemento. Las máquinas aún no tienen la capacidad de hacer todo el trabajo de construcción. El techo, los aislamientos, las ventanas y otros componentes, deben ser colocados más tarde por obreros humanos.

USO DE DRONES
Muchas industrias ya han decidido adoptar el uso de drones en sus negocios, ahora es el turno del sector de la construcción y la ingeniería, pues no tardará mucho para que la utilización de drones se convierta en un estándar gracias a su potencial para planificar, promover o comercializar nuevas obras o proyectos. Por ejemplo, gracias a las cámaras que generalmente van unidas a los drones, y mediante técnicas de realidad virtual y modelos digitales 3D es posible reproducir la integración de un proyecto en el entorno construido o las vistas que se tendrían desde una ventana o mirador de un nuevo edificio. Algunas de sus aplicaciones permitirán un mejor seguimiento de la obras, tanto desde el punto de vista del avance de los trabajos, como de la inspección de las mismas, la logística, o lograr visibilidad en lugares difíciles de alcanzar.

ROBOTS AUTÓNOMOS
Los robots-obreros en la construcción pueden ser una posibilidad a no muy largo plazo. Estos robots serán capaces de auto-organizarse y de trabajar en equipo para construir estructuras. Los planos de la construcción se instalarían en los robots, junto con un reglamento de cosas que “no se deben hacer” durante el trabajo. Uno de los primeros prototipos fue presentado en el 2015, durante el evento World of Concrete. Este robot, llamado SAM (Semi-Automated Mason), tenía la capacidad de construir muros de cemento y ladrillo a una velocidad de 3,000 ladrillos diarios, esto es a una velocidad 6 veces mayor que un obrero humano regular.

© Copyright 2017
Todos los derechos de autor de los reportajes son reservados.

Últimos Tweets

Revista EQUIPAR   @RevistaEQUIPAR   Wed Nov 15
18 proyectos #certificados_LEED, recibieron distinción #CONSTRUVERDE. t.co/u4d5IB64j2 #RevistaEQUIPARCol. t.co/AFmAjmEtVe

Revista EQUIPAR   @RevistaEQUIPAR   Tue Nov 14
#Certificación_LEED de #proyectos, en #Green_Loop. t.co/KrZ7ukxE1o #RevistaEQUIPARCol. t.co/VrJ1PRy4hw